Wednesday, December 31, 2014

READING: 1 DE ENERO DE 1965





Una palabra escrita es la preferida de las reliquias. Es algo a la vez más íntimo y más universal que cualquier otra obra de arte. Es la obra de arte más cercana a la vida misma. Puede ser traducida a cada lenguna, y no solamente ser leída sino aspirada por todos los labios humanos; -no ser representada sobre un lienzo o en mármol solamente, sino cincelada con la misma respiración vital. El símbolo del pensamiento de un hombre anterior se convierte en el habla de un hombre actual.



(…)



¡Cuántos hombres han fechado una nueva era en su vida por la lectura de un libro!.Quizás exista para nosotros el libro que explicará nuestros milagros y revelará otros nuevos. Las cosas ahora impronunciables las podemos encontrar proferidas en algún lugar. La misma cuestión que nos perturba, confronta y confunde les ha sucedido a todos los hombres sabios; ninguno ha sido omitido, y cada uno la ha respondido, con arreglo a su habilidad, por medio de sus palabras y su vida. Sobre todo, con la sabiduría aprenderemos generosidad.


(…)



Las obras de los grandes poetas todavía no han sido leídas por la humanidad, porque solo los grandes poetas las pueden leer. Solo han sido leídas como la muchedumbre lee las estrellas, a lo sumo astrológicamente no astronómicamente.


HDT (Walden, Reading, fragmentos, traducción Guillermo Ruiz Zapatero)

El 1 de Enero de 2007 tú copiaste el poema de Joseph Brodsky "1 de Enero de 1965".Esta es la versión en español, de la que no puedes citar el traductor (no tienes el libro solo la copia manuscrita del poema):

1 DE ENERO DE 1965



Los Reyes Magos olvidarán tu dirección.
No habrá estrellas sobre tu cabeza.
Acaso sólo el ronco bramido del viento
entiendas como en otros tiempos.
A tus hombros cansados les quitarás la sombra,
cuando apagues la vela, antes de acostarte,
pues el calendario nos promete
más días que velas.

¿Qué es esto? ¿Tristeza? Tal vez sea tristeza.
Una canción que te sabes de memoria.
Que se repite. Pues que se repita.
Que se repita desde ahora.
Que suene también a la hora de la muerte,
como gratitud de labios y ojos,
hacia lo que, a veces, nos obliga
a perder la mirada en la lejanía.

Y mirando en silencio al techo,
porque el calcetín, claro, está vacío,
comprenderás que la avaricia sólo es garantía
de que eres demasiado viejo.
De que ya es tarde para creer en milagros.
Y alzando tu mirada al cielo,
sentirás de repente que tú mismo
eres un regalo sincero.


Buscas en internet referencias al poema y encuentras la versión inglesa del propio autor con una explicación :



The following poem was written by Joseph Brodsky while in internal exile in Norenskaia, in the Arkhangelsk region of northern Russia. In the Soviet Union, New Year’s celebrations came to be seen as a substitute for Christmas. This translation was found among his papers. 
 
The kings will lose your old address.
No star will flare up to impress.
The ear may yield, under duress,
to blizzards’ nagging roar.
The shadows falling off your back,
you’d snuff the candle, hit the sack,
for calendars more nights can pack
than there are candles for.

What is this? Sadness? Yes, perhaps.
A little tune that never stops.
One knows by heart its downs and ups.
May it be played on par
with things to come, with one’s eclipse,
as gratefulness of eyes and lips
for what occasionally keeps
them trained on something far.

And staring up where no cloud drifts
because your sock’s devoid of gifts
you’ll understand this thrift: it fits
your age; it’s not a slight.
It is too late for some breakthrough,
for miracles, for Santa’s crew.
And suddenly you’ll realize that you
yourself are a gift outright.


(Translated from the Russian by the author)


La última estrofa del poema es un tributo de Brodsky a Robert Frost por medio de su poema:





The land was ours before we were the land’s.
She was our land more than a hundred years
Before we were her people. She was ours
In Massachusetts, in Virginia,
But we were England’s, still colonials,
Possessing what we still were unpossessed by,
Possessed by what we now no more possessed.
Something we were withholding made us weak

Until we found out that it was ourselves

We were withholding from our land of living,

And forthwith found salvation in surrender.
Such as we were we gave ourselves outright
(The deed of gift was many deeds of war)
To the land vaguely realizing westward,
But still unstoried, artless, unenhanced,
Such as she was, such as she would become.

Ningún hombre es lo suficientemente rico para mantener un poeta en su nómina

HDT 

Ni siquiera uno mismo sería lo suficientemente rico para mantenerse como "poeta": viviría de otra fuente de ingresos

En este extremo de la cultura cristiana no estaría, sin embargo, permitido creer en la resurrección de los vivos 


Escuchado, el 1 de Enero de 2007, la obra "la batalla"

 




Labels: , , , , ,

0 Comments:

Post a Comment

<< Home

Suscribir con Bloglines Creative Commons License
Esta

Subscribe to
Posts [Atom]

Wikio – Top Blogs