Saturday, July 20, 2013

VALOR ADVERBIAL DE LAS REALIZACIONES







"Pero condenar la analogía (deberíamos vivir nuestras vidas como una obra de arte) por esta razón pierde su sentido, que reside en la relación entre el valor de  lo que es creado y el valor de los actos que hicieron posible su creación. Valoramos el gran arte no fundamentalmente porque tal arte como producto ayude a nuestras vidas, sino porque encarna una realización, la respuesta a un desafío artístico. Valoramos las vidas humanas bien vividas no por la narración que completan, lo que la mera ficción podría servir de la misma manera, sino porque ellas también encarnan una realización: una respuesta al desafío de tener una vida que liderar. El valor final de nuestras vidas es adverbial, no de adjetivación. El valor de la realización, no cualquier cosa que quede cuando se sustrae la realización. Es el valor de una danza o inmersión brillantes cuando las memorias se han desvanecido y la propagación de las ondas muere”

(Ronald Dworkin: “Justice for hedgehogs”, Dignity, página 197. Traducción Guillermo Ruiz )

DONDE PONGO LA VIDA PONGO EL FUEGO

Donde pongo la vida pongo el fuego
de mi pasión volcada y sin salida.
Donde tengo el amor, toco la herida.
Donde pongo la fe, me pongo en juego.
Pongo en juego mi vida, y pierdo, y luego
vuelvo a empezar, sin vida, otra partida.
Perdida la de ayer, la de hoy perdida,
no me doy por vencido, y sigo, y juego
lo que me queda: un resto de esperanza.
Al siempre va. Mantengo mi postura.
Si sale nunca, la esperanza es muerte.
Si sale amor, la primavera avanza.
Pero nunca o amor, mi fe segura:
jamás o llanto, pero mi fe fuerte.

Angel González (Sin esperanza con convencimiento)

When a man dies he kicks the dust.

(HDT, Walden)

Cuando un hombre muere patea el polvo

(HDT, Walden)

0 Comments:

Post a Comment

<< Home

Suscribir con Bloglines Creative Commons License
Esta

Subscribe to
Posts [Atom]

Wikio – Top Blogs