Sunday, December 16, 2012

TINTES OTOÑALES (2) (2012)





El escritor fuerte permanece encarnado, detrás de sus palabras, con su experiencia-El no fabrica libros de otros libros, sino que ha estado allí en persona.

HDT

Diario 3 de Febrero de 1852

No, no estaba bajo un cielo extraño,
Ni bajo la protección de extrañas alas,
Estaba entonces con mi pueblo
Allí donde mi pueblo, por desgracia, estaba.

1961

Anna Ajmátova

(Prefacio a Réquiem (1935-1940)

No podemos escribir bien o verdaderamente sino lo que escribimos con gusto. El cuerpo y los sentidos deben conspirar con el espíritu. La expresión es el acto del hombre entero, que el habla pueda estar vascularizada. El intelecto no tiene poder para expresar el pensamiento sin la ayuda del corazón y el hígado de cada miembro-A menudo siento que mi cabeza permanece demasiado seca-cuando debería estar sumergida. Un escritor, un hombre que escribe es el escriba de toda la naturaleza-él es el maíz y la hierba y la atmósfera que inscriben. Es siempre esencial que amemos hacer lo que estamos haciendo-hazlo con un corazón.

HDT

Diario 2 de Septiembre de 1851


Este es último fragmento de la traducción al español del ensayo "Tintes Otoñales".El mismo tiene una extensión total de apenas de 28 páginas (páginas 367-395 de los "Collected Essays and Poems" de "The Lybrary of America").La primera traducción Tintes Otoñales (I) se publicó aquí mismo el 19 de Septiembre de 2009.La totalidad representa, por tanto, el trabajo del autor de más de un año y tres meses en diferentes momentos (sobre todo coincidiendo con la propia estación) y de dos estaciones otoñales.Como consecuencia del mismo, el Otoño se ha convertido en su compañía y sus tintes en cada árbol en un "estandarte de libertad viviente en el cual ondean un millar de brillantes banderas".

TINTES OTOÑALES, EL ROBLE ESCARLATA, FINAL


Es destacable que el último color brillante general deba ser este profundo oscuro escarlata y rojo, el más intenso de los colores
. ¡La fruta más madura del año, como la mejilla de una dura y brillante manzana roja de la fría Isla de Orleáns, que no estará madura para ser comida hasta la próxima primavera!.¡Cuando asciendo a la cima de un colina, un millar de estas grandes rosas Roble, distribuidas a cada lado, tan lejos como el horizonte!¡Los admiro desde cuatro o cinco millas de distancia!¡Mi propósito no fallido de la pasada semana!.Estas últimas flores del bosque sobrepasan todo lo que la primavera y el verano puedan hacer. Sus colores no serán sino raras y pequeñas manchas (creadas para los cortos de vista que andan entre las hierbas más humildes y los bajos del bosque) y no producen ninguna impresión sobre un ojo lejano. Ahora es un bosque extenso o la vertiente de una montaña, por los que viajamos día a día, lo que arde en flor. Comparativamente, nuestra jardinería es a pequeña escala, el jardinero alimentando todavía unos pocos asters entre semillas muertas, ignorante de la rosa y asters ciclópeos, que le harían sombra y no requieren ningún cuidado suyo. Es como un pequeño fondo rojo pintado sobre un plato y sostenido contra el cielo del amanecer.

¿Por qué no tener vistas más amplias y elevadas, andar en el gran jardín, no camuflarse en un pequeño y degradado rincón suyo?. ¿Considerar la belleza del bosque y no meramente la de unas pocas hierbas confiscadas?.


Permite que tus paseos sean ahora un poco más aventureros, asciende las colinas. Si hacia el fin de Octubre asciendes cualquier colina en las afueras de nuestra ciudad, y probablemente de la vuestra, y miras hacia el bosque, tú puedes ver bien lo que trato de describir.
Todo ello seguramente lo verás, y mucho más, si estás preparado par verlo, si lo buscas. En otro caso, a pesar de la regularidad y universalidad de este fenómeno, tanto si estás en la cima como si estás en el valle, pensarás durante 30 años que todo el bosque es, en esta estación, oscuro y marrón. Los objetos están disimulados a nuestra vista, no tanto porque estén fuera de nuestro campo visual como porque nosotros no hacemos que nuestras mentes y ojos los enfoquen, porque no hay ningún poder en el ojo en sí mismo más que en cualquier otro pigmento impresionable. No reparamos en lo lejos y ancho, o en lo cerca y estrecho, que debemos mirar. La mayor parte de los fenómenos de la Naturaleza permanecen, por esta razón, ocultos en nuestras vidas. El jardinero solo ve el jardín del jardinero. Aquí también, como en la economía política, la oferta crea su propia demanda. La Naturaleza no cosecha perlas antes de la ostra. Hay tanta belleza visible para nosotros en el paisaje como aquélla que estamos preparados para apreciar, ni un grano más. Los objetos actuales que un hombre verá desde la cima de una concreta colina son tan diferentes de los que otro verá como diferentes son los que observan. El Roble Escarlata debe, en un sentido, estar en tu visión cundo tu marchas. No podemos ver nada hasta que tomamos posesión de su idea, lo tomamos en nuestras mentes-y entonces a duras penas podemos ver algo diferente. En mis paseos botánicos, encuentro que primero la idea o imagen de una planta ocupa mis pensamientos, aunque pueda parecer muy extraña a este lugar-no más próxima que la Bahía Hudson-, y por algunas semanas o meses pienso en ella, y la espero inconscientemente, hasta que al fin seguramente la veo. Esta es la historia de mis hallazgos de una o más plantas raras, que podría nombrar. Un hombre solo ve lo que le concierne. Un botánico absorto en el estudio de las hierbas no distingue los más grandes pastos de Roble. Ver plantas distintas en un mismo sitio, como por ejemplo incluso Juncaceae y Gramineae requiere una diferente intención del ojo; yo observo que cuando busco las primeras no veo las segundas en mitad de ellas.¡Cuánto más, exige, entonces, distintas intenciones del ojo y de la mente el escudriñar los diferentes espacios de conocimiento!. ¡De qué forma tan distinta miran los objetos el poeta y el naturalista!.

Toma un hombre selecto de Nueva Inglaterra y colócalo en la más alta de nuestras colinas y dile que mire-agudizando su visión al máximo y poniéndole los cristales que mejor le vayan (ay usando unos prismáticos si quiere)- y haga un informe completo.¿Qué espiará probablemente?. ¿Qué seleccionará para observar?.Desde luego el verá un espectro roto de sí mismo. Verá varias casas de reunión, al menos, y quizás que alguien debe ser valorado más alto de lo que es, puesto que tiene un buen trozo de bosque. Ahora toma a Julio César, a Emmanuel Swedenborg, o a un isleño de Fegee, y ponlos a mirar. O supón que están juntos y déjales comparar sus notas después.¿Parecerá que han participado de la misma visión?.Lo que verán será tan diferente como Roma fue del Cielo o el Infierno o los últimos de las islas Fegee. Porque sabemos que un hombre tan extraño como éstos está siempre en nuestro hombro.

Porque exige un certero cazador jugar un juego tan trivial incluso como el de los patos y señuelos: el cazador debe tener un empeño particular y saber cuál es su empeño. Tendría una pequeña posibilidad si disparará al azar en el cielo, una vez informado de que los patos volaban allí.
Y así es con aquel que dispara a la belleza, aunque espere hasta que el cielo caiga él no logrará ninguna si no sabe ya sus estaciones y terrenos y el color de su ala, si no la ha soñado de manera que pueda anticiparla; entonces el dispara a cada paso, tira doble y sobre el ala, con ambos cañones, incluso en los campos de maíz. El hombre deportivo se entrena a sí mismo, se viste y mira inusualmente, y carga y amartilla para su juego particular. Reza por él, y ofrece sacrificios, y así lo consigue: después de la debida y larga preparación educando su ojo y su mano, soñando despierto y dormido, con escopeta, remo y bote en busca de avetoros, a los que la mayoría de sus vecinos ni vieron ni soñaron, y rema durante millas con el viento de cara y vadea con el agua hasta sus rodillas, estando todo el día fuera sin cena, y por ello los caza. Los tenía a medio camino en su morral cuando empezó, y solo tiene que derribarlos. El verdadero deportista puede dispararte casi cualquiera de sus juegos desde sus ventanas:¿para qué otra cosa tiene él sus ojos o ventanas?.Viene y se apoya al fin sobre la culata de su escopeta, pero el resto del mundo nunca lo ve con su plumaje puesto. Los gansos vuelan exactamente bajo su cenit y graznan cuando llegan, y él se guardará asimismo con provisión de fuego en su chimenea; veinte ratas de agua rehúsan cada una de sus trampas antes de que esté vacía. Si vive y su espíritu de juego crece, el cielo y la tierra le fallarán antes que el juego, y cuando muera irá a territorios de caza más extensos y quizás más felices. El pescador también sueña con los peces, ve un bobbing cork en sus sueños, hasta que casi puede cogerlos en su sacadera. Yo conocía a una chica que puesta a coger huckleberries cogió un cuarto de galón de gooseberries donde nadie sabía que hubiera ninguna, porque estaba tan acostumbrada a cogerlas en el condado de donde venía. El astrónomo sabe donde buscar estrellas y ve una claramente en su mente antes de que nadie la haya visto con el telescopio. La gallina escarba y encuentra su comida justo debajo de donde está, pero éste no es el camino del halcón.

Estas brillantes hojas que he mencionado no son la excepción sino la regla,
porque yo creo que todas las hojas, incluso las hierbas y musgos, adquieren colores más brillantes justo antes de su caída. Cuando observas fielmente los cambios de cada planta humilde, hallas que cada una tiene, antes o después, su peculiar tinte otoñal y si te propones hacer una lista completa de tintes tan brillantes, será casi tan larga como el catálogo de plantas en tu vecindad.

HDT

(traducción de Guillermo Ruiz, 19-09-2009-23-12-2010)

3 Comments:

Blogger estadocriticobiblioteca said...

me interesa mucho Thoreau, ¿sabes si se han publicado en castellano sus diarios? ¿todo lo que tienes en tu blog es de traducción propia? Gracias, un saludo.
Ana Bande
ambb@uvigo.es

6:38 AM  
Blogger Guillermo Ruiz Zapatero said...

Ana:
No hay traducciones del Diario que sean sistemáticas y se refieran a alguno de los períodos en los que los editores los han agrupado.Es una tarea extensa y tampoco fácil.Todo lo que está en el blog lo he traducido yo.Cuando es de otros (rara vez) así lo indico.Además del blog puedes leer la edición de "Escritos" reseñada aquí y editada por Pre-Textos.Y por supuesto los Diarios en inglés.
Gracias a tí, saludos
Gracias

1:42 PM  
Blogger Guillermo Ruiz Zapatero said...

"Escribir (Una antología) quería decir http://thoreaucastellano.blogspot.com.es/search?q=Escribir

1:47 PM  

Post a Comment

<< Home

Suscribir con Bloglines Creative Commons License
Esta

Subscribe to
Posts [Atom]

Wikio – Top Blogs