Sunday, January 26, 2014

MEMORIA DE LA NIEVE




En las Navidades de 1996 te regalaron el libro "Memoria de la nieve".No comprendías del todo ese gesto.Era como si el que te lo regalaba pretendiera desprenderse de un peso concentrado en aquellos versos.

Pero esa memoria pervive y no otra:

"Mi memoria es la memoria de la nieve.Mi corazón está blanco como un campo de urces.

(...)

Pero la nieve ya ha sepultado todos los puentes 

(...)

¿Qué espero aún de la espiral del tiempo, de esos cuernos epílogos que suenan en los bosques?"

(Julio Llamazares, Memoria de la nieve)



No hay otra gloria tan brillante pero el velo de los negocios la puede ocultar efectivamente. Con la mayoría de los hombres la vida está pospuesta a algún negocio trivial y así por tanto el cielo. Los hombres piensan como imbéciles que podrían abusar y malgastar la vida de cualquier manera que les plazca y cuando alcancen el cielo iniciar otra nueva.



HDT



Diario 23 de Julio de 1851



“32. Naturaleza



La naturaleza está ahí, sola, esperando ojos que la revelen, corazones que la sientan. Desde sus montes o sus llanos, desde sus bosques o sus praderas, la naturaleza es en principio una expectativa, una oquedad para ser llenada, una propuesta para el augurio.



Es tan antigua como el universo, aunque sea apenas un trocito de esa inmensidad. En la naturaleza surge y se levanta la vida. Aun en pleno desierto, crea sus oasis. Tan sólo somos libres cuando encontramos nuestro oasis.



Como dejó escrito uno de los heterónimos de Pessoa,”el único sentido oculto de las cosas es no tener sentido oculto”.Pues bien, la naturaleza no tiene sentido oculto. Preexiste y existe a la vista de todos.



Cada sobreviviente es una humilde rebanada de la naturaleza. O sea que vos sos naturaleza. Y yo también, por suerte yo también."



Mario Benedetti (Vivir adrede)

0 Comments:

Post a Comment

<< Home

Suscribir con Bloglines Creative Commons License
Esta

Subscribe to
Posts [Atom]

Wikio – Top Blogs