Sunday, November 17, 2013

ANCIENT RUNNERS AND US











“Aun así es feliz aquel hombre, y los poetas le cantan, que conquista con mano,
pie ligero y resistencia”

Píndaro, poeta griego, c. 500 AC

...The essential thing in life is not so much conquering as fighting well

Baron Pierre De Coubertin

(...)


“We are all natural-born runners although many of us forget this fact.
(..)

Pintada sobre piedra bajo el alero estaba una sucesión de pequeñas figuras humanas como palos en clara zancada  de carrera. Todas portaban delicados arcos, flechas y carcajs. Estos cazadores corrían en una dirección, de izquierda a derecha a lo largo del rostro de piedra. En sí misma esta pictografía de dos o tres mil años de antigüedad no era especialmente extraordinaria. Pero entonces yo detecté algo más  y ello lanzó a mi mente confusa. Fue la última figura de la derecha, la que encabeza la serie. Tenía sus manos extendidas hacia arriba en el aire en el gesto de triunfo universal de los corredores al final de una carrera. Este gesto involuntario es reflejo para la mayoría de los corredores que han luchado duramente, que han respirado el calor y olido el fuego, y que después siente la exaltación del triunfo sobre la adversidad. Esta imagen de los bosquimanos permanece para mí como un recordatorio icónico de que las raíces de nuestra carrera, nuestra competitividad y nuestra búsqueda de la excelencia se remontan muy atrás y profundamente en el tiempo.



Mirar esta piedra africana me hizo sentir que era testigo de un espíritu compartido, un hombre que hacía tiempo había desaparecido, pero a quien entendí como si hubiéramos charlado justo un momento antes. Yo no estaba solo en el mismo medio y mente que este desconocido cazador bosquimano corriendo, yo estaba en el lugar del que con mayor probabilidad salieron nuestros ancestros comunes. El artista estuvo aquí cientos de generaciones antes de mí, pero ello era solo un parpadeo comparado con los eones transcurridos desde que un bípedo intermedio entre los simios y nuestros reconocibles ancestros humanos abandonó la seguridad del bosque por la sabana hace 4 millones de años para empezar a correr. No hay nada tan elegante, profundo e irracional como nuestra carrera-y nada tan salvaje y prístino.”


(Bernd Heinrich: “Los corredores primitivos y nosotros” (Capítulo 2º del libro “Por qué corremos?”, traducción Guillermo Ruiz)

(Esta entrada y traducción están dedicadas a mi hermano Gonzalo.También a AGA)


Fotografía de pintura rupestre en Matobo




Labels: , , ,

0 Comments:

Post a Comment

<< Home

Suscribir con Bloglines Creative Commons License
Esta

Subscribe to
Posts [Atom]

Wikio – Top Blogs