Sunday, January 13, 2013

POSTRIMERIAS, ESTOMAGOS, FUEGO INTERIOR




Un hombre solo es sabio con la sabiduría de su tiempo e ignorante con su ignorancia. Observa como las mentes más grandes se pliegan en cierto grado a las supersticiones de su época.

HDT

Diario 31 de Enero de 1853

Comentado la decisión de Mirabeau de convertirse en salteador de caminos para averiguar la resolución necesaria para oponerse a "las leyes más sagradas de la sociedad", Thoreau opina así:

“Esto fue bueno y viril, tal y como el mundo va. Pero aun así fue desesperado. Un hombre más sano habría encontrado suficientes oportunidades para ponerse a sí mismo en oposición formal a las más sagradas leyes de la sociedad y así probar su resolución en el curso normal de los acontecimientos sin violar las leyes de su propia naturaleza. No le corresponde a un hombre ponerse en tal actitud frente a la sociedad-sino mantenerse por sí mismo en cualquier actitud que encuentre por sí mismo a través de la obediencia  a las leyes de su naturaleza, la cual nunca será de oposición a un gobierno justo. Corta el cuero solo donde el zapato aprieta. Permítasenos no tener la virtud enloquecida que se venga en la sociedad, que cae  en ella no como el rocío de la mañana sino como el tórrido sol de mediodía para agostarla.”

HDT

Diario 21 de Julio de 1851

El comentario sobre Mirabeau está incluído, con una ligera variación, en la Conclusión de Walden.

Rumiado acerca de la literatura y poesía de las “postrimerías”.La decadencia, la extinción, el olvido.¿No cumple también una función social muy conservadora similar a la de los antiguos pecadores arrepentidos?.Cualquiera tiene derecho a escribir sobre las leyes últimas de su naturaleza mortal. En esto el “hombre” no puede ser distinto de quien no escribió, ni escribe sobre ello. Hay, sin embargo, en ello un “pliegue” a los intereses nihilistas de la época y una utilización penitencial, comercial y obscena de la decadencia. La decadencia inevitable no tiene efectivamente remedio-aunque puede tener paliativos-, pero ello no convierte a todo lo demás en inevitable y decadente por necesidad.

Thoreau escribió también sobre los estómagos y el fuego de quien vive:

Diario 13 de Noviembre de 1851

(...)

El poeta tiene que tener más estómagos que una vaca porque para él no existe el forraje almacenado en las granjas. El depende de su instinto que le enseña a escarbar en la nieve para llegar a la hierba enterrada.

(...)

Justo en proporción a la pobreza exterior está la riqueza interior.
En el tiempo frío el fuego arde con llama más clara.


0 Comments:

Post a Comment

<< Home

Suscribir con Bloglines Creative Commons License
Esta

Subscribe to
Posts [Atom]

Wikio – Top Blogs