Sunday, December 11, 2011

LOVE (AMOR)




"Mr. Blake.- Aquí están las palabras que le prometí. Puede guardarlas si las considera y usa como los fragmentos desconectados de lo que yo podría intentar considerar un ensayo más completo, mirando a mi diario, otra vez, y reclamándolas de nuevo.

Le envío mis pensamientos sobre Castidad y Sensualidad con reserva y vergüenza, sin saber en qué medida hablo a la condición general de los hombres y en cuál revelo mis defectos peculiares. Por favor ilústreme en este punto, si Vd puede. "

LOVE (AMOR)

Nadie ha contestado satisfactoriamente a cuál es la diferencia esencial entre el hombre y la mujer que hace que deban sentirse atraídos mutuamente. Quizás debamos hacer justicia a la distinción que asigna al hombre la esfera de la sabiduría y a la mujer la del amor, aunque ninguna pertenezca exclusivamente a cualquiera de ellos. El hombre dice continuamente a la mujer: ¿por qué no serás más sabia?.La mujer dice continuamente al hombre: ¿por qué no serás más amante?.No está en su voluntad ser sabio o amante, pero a menos que cada uno sea ambas cosas, no puede haber ni sabiduría ni amor.

Cualquier bien trascendente es uno, aunque apreciado de diferentes maneras o por sentidos diferentes. Lo vemos en la belleza, la oímos en la música, la olemos en la fragancia, la saboreamos en lo que es gustoso y el cuerpo entero lo siente en la rara salud. La variedad está en la superficie o manifestación, pero tratamos de expresar su identidad radical. El amante ve en el rostro de su amado la misma belleza que en el ocaso se dibuja en los cielos del poniente.

Es el mismo daimon, aquí vibrando bajo un párpado humano, y allí bajo los párpados del día que se cierra. Aquí en pequeña escala está la antigua y natural belleza de la mañana y la tarde.¿Qué amante astrónomo ha penetrado alguna vez las profundidades etéreas del ojo?.

La joven mujer oculta una flor más hermosa y un fruto más dulce que cualquier cáliz en el campo; y si camina con rostro retraído confiando en su pureza y resolución, traerá retrospectivamente los cielos y toda la naturaleza la proclamará su reina. Bajo la influencia de este sentimiento, el hombre es una cuerda de un arpa Eólida, que vibra con los céfiros de la mañana eterna.

Bajo una primera impresión, hay algo trivial en la universalidad del amor. Muchos indios jóvenes a lo largo de estas riberas se han plegado en tiempos pasados a la influencia des este gran civilizador, Sin embargo, esta generación no está disgustada ni desalentada, porque el amor no es la experiencia de un individuo, y aunque somos medios imperfectos él no participa de nuestra imperfección. Aunque somos finitos es infinito y eterno. Y la misma influencia divina fluirá sobre estas riberas, cualquier que sea la raza que las habite, y quizás todavía lo haría si, por algún motivo, la raza humana no morará aquí.

Quizás un instinto sobreviva en el amor actual más intenso, previniendo el entero abandono y devoción y haciendo al amante más ardiente un poco reservado. Es la anticipación del cambio. Porque el amante más ardiente es, a la vez, prácticamente inteligente, y busca un amor que dure siempre.

Considerando qué pocas amistades poéticas hay, es llamativo que tantos estén casados. Parecería como si los hombres rindieran demasiado fácilmente su obediencia a la naturaleza sin consultar su genio. Uno puede emborracharse de amor sin estar más cerca de encontrar a su pareja. Hay más de buena naturaleza que de buen sentido en la base de la mayoría de los matrimonios. Pero la buena naturaleza debe tener el consejo del buen espíritu o Inteligencia. Si el sentido común hubiera sido consultado, cuántos matrimonios no habrían tenido lugar. Si el sentido no común o divino hubiera sido consultado, qué pocos matrimonios que presenciamos habrían tenido lugar.

Nuestro amor puede ser ascendente o descendente. Cuál es su carácter, si puede ser dicho de él

“Debemos respetar las almas de arriba,

Pero solo las de abajo amamos

El amor es un crítico severo. El odio puede perdonar más que el amor. Los que aspiran a amar valiosamente se sujetan a sí mismos a una ordalía más rígida que ninguna otra.

¿Es tu compañero alguien a quien un incremento de tu valor le haga con seguridad más compañero tuyo?.¿Es retenido o atraído por más nobleza en tí , por más virtud peculiarmente tuya, o es ciego e indiferente a ello?.¿Es adulado o ganado porque te encuentres con él en cualquier sendero no ascendente?.Si es así, el deber te exige la separación.

El amor debe ser tanto luz como llama.

Donde no hay discernimiento, la conducta, incluso del más puro, puede de hecho desembocar en obscenidad.

Un hombre de finas percepciones es más verdaderamente femenino que una mujer meramente sentimental. El corazón es ciego, pero el Amor no es ciego. Ninguno de los dioses es tan discriminante.

En el Amor y la Amistad, la imaginación se ejercita tanto como el corazón y si cualquiera es violado el otro es apartado. Por lo general es la imaginación, no el corazón, lo que resulta herido antes, puesto que es lo más sensible.

Comparativamente, podemos perdonar cualquier ofensa contra el corazón, pero no contra la imaginación. La imaginación conoce –nada fuera de su atalaya escapa a su escrutinio -y controla el pecho. Mi corazón puede tender hacia el valle, pero mi imaginación no me permitiría saltar el precipicio que me separa de él, puesto que está herida, sus alas están cortadas y no puede volar, ni siquiera descendiendo. ¡”Nuestros ciegos corazones”!, dice algún poeta. La imaginación nunca olvida, es un recordar. No es sin fundamento sino sumamente razonable y solo ella usa todo el conocimiento del intelecto.

El amor es el más profundo de los secretos. Revelado, incluso al amado, ya no es Amor, como si meramente hubiera sido el caso que te amé. Cuando el amor cesa, entonces se revela.

En nuestra relación con alguien que amamos deseamos respuesta para las preguntas al final de las cuales no empleamos nuestra voz, a las que no ponemos signo de interrogación, contestadas con el mismo permanente y universal ánimo en cualquier dirección.

Pido que conozcas cada cosa sin que te sea dicha cada cosa. Me separé de mi amada porque hubo una cosa que le tuve que decir. Ella me preguntó. Debería haber sabido todo por empatía. Que tuviera que decírselo fue la diferencia entre nosotros, el malentendido.

Un amante nunca oye una cosa que sea dicha, porque generalmente es verdadera o falsa, sino que oye cosas que suceden, como los centinelas oyeron a Trenck perforando el suelo y pensaron que eran topos.

La relación puede ser profanada de muchas maneras. Las partes pueden no respetarla con la misma sacralidad. ¿Qué sucedería si el amante supiera que su amada trata con encantamientos y filtros de amor?.¿ Qué sucedería si oyera que consulta a una adivina?. Su promesa sería rota al instante.

Si regatear y cuestionar son malos en el comercio, son peores en el amor. El requiere la rectitud de una flecha.

Tenemos el peligro de perder de vista lo que nuestro amiga es absolutamente por considerar lo que es solo para nosotros.

El amante no quiere ninguna parcialidad. Dice: sé tan amable como exija el ser justo.

¿Puedes amar con tu mente

Y razonar con tu corazón?

¿Puedes ser amable

Y partir de quien quieres?

¿Puedes recorrer el mar, la tierra y el cielo

Y así encontrarme en cada lugar?

A través de todos los sucesos te perseguiré,

A través de todas las personas te ganaré.

Necesito tu odio tanto como tu amor. Tú no me rechazas en absoluto cuando rechazas lo que es malo en mí.

Desde luego, desde luego, no puedo decir,

Aunque lo medito bien,

Que sería más fácil afirmar

Si todo mi amor o todo mi odio.

Seguramente, seguramente, me creerás

Cuando te digo que me disgustas.

Te odio con un odio

Que gustosamente podría aniquilar

Aun así, algunas veces, contra mi voluntad,

Mi querida amiga, te amo todavía.

Sería traición a nuestro amor,

Y un pecado contra Dios,

Quitar una letra

De un puro odio imparcial.

No es suficiente que seamos veraces sino que debemos alentar y llevar adelante nuestros propósitos de ser veraces.

Debe ser raro, desde luego, que estemos preparados para encontrarnos a alguien con quien relacionarnos idealmente, como que él lo esté para hacerlo con nosotros. No deberíamos tener reserva, deberíamos dar la totalidad de nosotros a esta sociedad; no deberíamos tener ninguna obligación aparte de ésta. Alguien que pudiera soportar ser tan maravillosa y bellamente exagerado cada día. Tomaría a mi compañera fuera de su yo vulgar y la ascendería más alto, para conocerla allí. Pero generalmente los hombres son tan temerosos del amor como del odio. Ellos tienen compromisos más bajos. Tienen fines cercanos que servir. No tienen imaginación suficiente para ser empleada con un ser humano, sino que deben estar siempre troquelando un tonel, verdaderamente.

Qué diferencia si en todos tus paseos solo encuentras extraños o en una casa está quien te conoce y a quien conoces. ¡Tener un hermano o hermana!. ¡Tener una mina de oro en la granja!. ¡Encontrar diamantes en los guijarros delante de tu puerta!, Qué raras son estas cosas. Compartir el día contigo, poblar la tierra. Tener un dios o diosa por compañero de paseo o pasear solo con villanos y rústicos.¿No resalta un amigo la belleza de un paisaje tanto como un ciervo o una liebre?. Cualquier cosa reconocerá y servirá a esa relación, el maíz de los campos y las cranberries (vaccinium macrocarpum) en el soto. Las flores florecerán y los pájaros cantarán con un nuevo impulso. Habría más días valiosos en el año.

El objeto del amor se expande y crece delante de nosotros hacia la eternidad, hasta que incluye todo lo que es amable y nosotros llegamos a ser todo lo que podemos amar.

HDT

(Traducción Guillermo Ruiz)


"Love" fue enviado por Thoreau en una carta a su amigo Harrison Gray Otis Blake en Septiembre de 1852.Fue publicado por primera vez póstumamente en " Cartas a varias personas" (Boston 1865)



Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

<< Home

Suscribir con Bloglines Creative Commons License
Esta

Subscribe to
Posts [Atom]

Wikio – Top Blogs