Sunday, March 20, 2011

LA ECONOMIA AZUL





















Existen muchos comentarios disponibles sobre el reciente libro "La economía azul" de Gunter Pauli.

Esta es solo un introducción histórica.

Parte de John Maynard Keynes:

"En lugar de utilizar sus muy incrementados recursos materiales y técnicos para construir una ciudad asombrosa, los hombres del siglo XIX construyeron suburbios … los cuales, bajo el test de la empresa privada, “recompensaron”, mientras que la ciudad asombrosa habría sido, pensaron, un acto de locura extravagante que, en el imbécil idioma de la moda financiera, habría “hipotecado el futuro”.La misma regla de cálculo financiero autodestructivo sigue cada camino de vida. Nosotros destruimos la belleza del campo porque los esplendores no apropiables de la naturaleza no tienen valor económico. Nosotros somos capaces de apagar el sol y las estrellas porque no pagan un dividendo."

-John Maynard Keynes

Se remonta a Henry David Thoreau:

DIARIO 14 DE OCTUBRE DE 1857


Es desde luego un otoño aúreo. Estos diez días son suficientes para ganar la reputación de clima. La tradición de estos días podría entregarse a la posteridad. Merecen un lugar en la historia, en la historia de Concord. Todos los tipos de cosas crudas tienen oportunidad de madurar este año.¿Hubo alguna vez un otoño igual?.Y sin embargo, nunca hubo tal pánico ni tiempos tan duros en el mundo de los negocios. Los comerciantes y banqueros están impagando y quebrando por todo el país, pero no los bancos de arena sólidos y cálidos, y poblados por cepas de blackberries. Puedes utilizarlos tanto como quieras, incluso como hacen las cigarras, que encuentran su cuenta. Son accionistas en estos bancos y las oigo hacer crepitar su contenido. Puedes verlas cambiando a cualquier hora más cálida. En estos bancos, también, y en la misma forma, están depositados mis fondos, un fondo de salud y alegría. La felicidad y prosperidad de las cigarras, y confío que también la mía, no depende de si los Bancos de Nueva York quiebran o no. No confíes en una seguridad tan tenue como el fino papel moneda del Banco Suffolk*. Poner tu confianza en tal banco es como ser engullido y perecer por asfixia. Invierte, te digo, es estos bancos del campo. Permite que tu capital sea la simplicidad y la satisfacción. La "solidago nemoralis" muerta no es ningún fracaso, como un banco quebrado, pero en su estación más dorada nadie la falsifica. La Naturaleza no necesita ningún detector de falsificaciones. No tengo ninguna comprensión ni simpatía por este miserable estado de cosas. Los Bancos construidos de granito, siguiendo algún estilo griego o romano, con sus pórticos y seguridad de hierro, no son tan permanentes y no pueden darme ninguna seguridad sobre el capital invertido en ellos, a diferencia de las cabezas del curtido "hardhack" en la ribera. No sospecho de su solvencia. Conozco quién es su presidente y cajero.
HDT

(Traducción Guillermo Ruiz)


Y vuelve al libro de Pauli.Que puede y debe leerse como una demostración, con arreglo a la lógica de los ecosistemas, de las innumerables razones por las que no solo "el sol y las estrellas" pagan un dividendo, sino que dicho dividendo resulta imprescindible para poder afrontar la crisis actual:

"La naturaleza nos enseña que sustituir "algo" por "nada" puede traernos las inesperadas soluciones que necesitamos para alcanzar la sostenibilidad y crear las industrias del futuro"

Esa sustitución ofrece, inseparablemente unida, la necesidad e imposibilidad de prescindir del trabajo humano necesario para llevarla a cabo.Cuando se sustituye "algo" por "nada", en el sentido de Pauli y de la lógica que ejemplifica, es necesario contar con el mayor número posible de personas.

La lógica contraria la expone y documenta abundantemente el propio Pauli:

"Las insaciables economías de escala buscan costes marginales cada vez más bajos para cada unidad adicional manufacturada, abstrayéndose de las consecuencias no deseadas".

Thoreau ya lo vio y lo señaló en su tiempo.Muchos tachan su actitud de "romántica".Si fuera así, también lo sería la de Pauli, que ejemplifica de la mano de la ciencia avanzada la lógica simple y natural de los ecosistemas y la imposibilidad actual de edificar la economía y la sociedad en contra de los mismos:

"Los comerciantes y banqueros están impagando y quebrando por todo el país, pero no los bancos de arena sólidos y cálidos, y poblados por cepas de blackberries. Puedes utilizarlos tanto como quieras, incluso como hacen las cigarras, que encuentran su cuenta. Son accionistas en estos bancos y las oigo hacer crepitar su contenido. Puedes verlas cambiando a cualquier hora más cálida. En estos bancos, también, y en la misma forma, están depositados mis fondos, un fondo de salud y alegría"

El libro de Pauli registra una gran parte de los "bancos" naturales conocidos y analiza cómo el trabajo humano puede llegar a utilizarlos como fondos de salud y alegría.
















Labels: , ,

0 Comments:

Post a Comment

<< Home

Suscribir con Bloglines Creative Commons License
Esta

Subscribe to
Posts [Atom]

Wikio – Top Blogs