Tuesday, February 14, 2006




















POEMA "INSPIRATION"

Lo que dejamos a Dios, Dios lo hace,
y nos bendice,
lo que elegimos hacer debería ser nuestro,
Dios nos lo deja.

Si con la cabeza erguida e iluminada canto,
aunque todas sus musas me presten su fuerza,
de mi pobre amor de cualquier cosa,
el verso brota débil y superficial como su fuente.

Pero si con el cuello inclinado busco,
auscultando detrás de mí la sabiduría,
con fe superior a la esperanza,
más ansioso de conservarla que de proyectarla,

Haciendo allí cómplice mi alma
a la llama que mi corazón ha prendido,
entonces el verso quedará para siempre,
el tiempo no puede torcer la línea que Dios ha escrito.

Siempre la vista general de las cosas
se presenta a revista delante de mí,
y trae tal amor verdadero y reverencia,
que algunas veces olvido que soy ciego.

Pronto llega, no buscado ni visto
algún claro viático divino,
y yo, que sólo he sido sensual,
crezco sensible, y soy tan cauteloso como Dios.

Oigo cuando antes sólo tuve oídos
y veo cuando antes sólo tuve ojos,
vivo momentos cuanto antes sólo viví años,
y desgrano la verdad cuando antes sólo conocí lo transmitido.

Oigo más allá del umbral de lo audible
veo más allá del horizonte visual,
nuevas tierras, cielos nuevos, nuevos mares alrededor
y en tal cénit el sol palidece.

Un armonía clara y antigua
rasga el ruido de mi alma,
por medio de su melodía suprema,
precediéndolas, impulsándolas.

Más rápida su descarga que el relámpago
más sonora su voz que el trueno,
expande mis intimidades
a todos, y me deja sólo en medio de la multitud.

Habla con tal autoridad,
con tono tan sereno y rítmico,
que el tiempo desocupado se pierde
y me deja a solas con la Eternidad.

Entonces sucede mi natalicio
y sólo entonces comienza la vida,
de la fuerza de la humanidad es lo que florece,
es el fin de la paz y el comienzo de las contiendas.

Ha venido en el más amplio y veraniego mediodía,
por un muro gris o algún lugar fortuito,
tiempo sin estación, insulta a junio, y veja al día con su faz presumida.

Tal fragancia produce alrededor de mi sueño
más rica que las drogas arábigas,
que mi alma destila su vida, y despierta
el cuerpo, desde debajo de sus cubiertas perfumadas.

Tal es la musa, la doncella celestial,
la estrella que guía nuestro curso mortal,
la que muestra donde yace el verdadero centro de la vida,
su fina flor de grano , y su vigor inmortal.

La que con su aliento concierta las esferas,
y también mi pobre corazón humano,
con un impulso propulsa los años
que giran y da su comienzo a mi pulso inquieto.

No lo dudaré nunca más,
ni retractaré mi férrea fe,
porque si el sistema es desmantelado,
Dios no retira la palabra que una vez pronunció.

Creeré el amor no proferido,
que ni mi valor ni mi deseo ha comprado,
que me alimenta de joven y me mantiene de viejo,
y convoca a las estrellas como testigos de mi pensamiento.

Educaré mi memoria
para conocer la única verdad histórica,
recordando hasta el final
la juventud inmortal y verdadera.

No seas sino la inspiración recibida,
perseguida a través de peligros que no importan,
calibraré el infierno o escalaré el cielo,
y seguiré reverenciando aquello barato que el amor ha comprado.

La fama no puede tentar al que canta,
quien es famoso con su Dios,
ni el laurel es recompensa
para quien tiene el asentimiento de su hacedor.


(Traducción Guillermo G.Ruiz)

0 Comments:

Post a Comment

<< Home

Suscribir con Bloglines Creative Commons License
Esta

Subscribe to
Posts [Atom]

Wikio – Top Blogs