Sunday, May 25, 2008

LAS MONTAÑAS EN EL HORIZONTE

(I)

Con fuerza de frontera permanecéis en vuestro sitio-

con gran contento os disponéis en círculo-

Silencio tumultuoso para todo sonido,

Vosotras maternidad fluyente de arroyos,

Montañas de Monadnock y Peterborough-

Argumento fijo que nunca se mueve,

Sobrepasando a los filósofos.

Mientras nosotros disfrutamos de un rayo moribundo,

Vosotras todavía domináis el día en el oeste

Reposando allí en el jardín de Dios

Como sólidos almiares de heno.

El iris del cielo,

Recorréis

el horizonte alrededor de su ojo

Cuya pupila es el sol.

En un día fresco y ventoso

Cuando nuestro globo labra su camino

en mares más salados de luz,

Justo el ángulo opuesto

De alguna bahía elísea,

Vosotras sóis su aleta dorsal,

Lanzando su espuma etérea

Con brisa pulverizada.

Desde el pilar de Fair Haven

Por muchos años

Os he visto hacia el oeste,

Sin un sonido,

Como una vasta flota navegando en la lluvia y el granizo,

A través de los fríos del invierno y de los calores del verano.

Barcos en línea cada una

Que se dirigen al oeste,

Siempre antes de la galerna,

Bajo un empuje de vela,

Dirigiendo nubes

Que se agrupan en vuestros aparejos-

Con vuestros mástiles inclinados, es al azar

Que limpian los cielos,

Tan cerca del extremo váis,

Tan próximas a su techo.

Con peso de metal no declarado

Me parece sentiros aquí en mi firme asiento,

Incomensurable profundidad de dominio,

anchura de manga y longitud de rueda en movimiento.

Los barcos en el mar

Son parientes vuestros,

Navegando por simpatía.

Empresas recientes de la humanidad,

Que buscan alguna renta cercana,

Yendo de playa en playa

Sus viajes pronto terminan,

Pero vosotras mantenéis vuestra alta empresa

Hasta que encontráis una playa en vuestro cielos.


HDT


(Traducción Guillermo Ruiz)

“Sobre la cima de las montañas, como en cualquier lugar para las almas esperanzadas, siempre es la mañana”

HDT

Thoreau ascendió el Monadnock en 1844, 1852, 1858 y 1860 y registró amplias observaciones geológicas y botánicas en su Diario.

http://www.monadnock.net/whatis/thoreau.html



Labels: , ,

Saturday, May 24, 2008
















La muerte no puede venir demasiado pronto
allí donde pueda venir,
pero siempre llega tardía
a no ser que cumpla el destino.

HDT

Mi suelo está alto,
pero no está seco,
lo que tú llamas rocío
se filtra a través suyo.
Aunque en el cielo,
todavía está próximo.
Su tierra es azul
y también virgen.

HDT


Cuadro "Arbol muriendo" por Georgia O'keeffe

Labels: , , ,

Saturday, May 17, 2008
















Niebla, Fog

Tú, meandro que serpentea en el aire,

Donde florecen cúmulos de margaritas y violetas

Y en cuyos laberintos pantanosos

El avetoro llama, el zarapito gorjea

La garza vadea y el cuervo que augura lluvia grazna;

Baja nube anclada,

Aire de la tierra nuevamente encontrada,

Manantial y fuente de los ríos,

Rama del océano que fluye hacia el sol,

Espíritu del Diluvio o mortaja de Deucalión

Vestido del rocío, tapiz del sueño

Y paño dispersado por las hadas-

Espíritu de los lagos, mares y ríos

Gaviota que con el viento del este

Busca la costa- palpando tu camino al continente

Por cualquier nombre que desee llamarte,

Porta solamente perfumes y el aroma

De las hierbas que curan a los campos de los hombres justos.


Henry David Thoreau

(Traducción Guillermo Ruiz)


Fotografía: Foggy Morn, Red River Gorge, Daniel Boone National Forest, Kentucky

© David Davis

http://www.wadih-ghsoubi.com/Nature/2/index.html

http://www.mumm.ac.be/~serge/birds/home_en.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Deucali%C3%B3n

Labels: , , ,

Saturday, May 10, 2008













TIEMPOS OSCUROS, DARK AGES

Deberíamos leer la historia con tan poca crítica como consideramos el paisaje e interesarnos más por sus tonalidades atmosféricas, y las luces y sombras que los espacios presentes crean, que por su base y composición.Es la mañana convertida en tarde y vista en el oeste, el mismo sol pero una luz y atmósfera nuevas. Su belleza es como un a puesta de sol, no como un fresco pintado en el muro, plano y limitado, sino atmosférico y ambulante o libre. En realidad la historia fluctúa como el rostro del paisaje de la mañana a la tarde. Lo que es actual es su tonalidad y color. No nos quejamos de que las montañas en el horizonte son azules e indistintas, ellas son más parecidas a los cielos.

¿De qué actualidad son los hechos que pueden ser perdidos, que necesitan ser conmemorados?. Los monumentos de los muertos sobrevivirán la memoria de los muertos. Las pirámides no dicen la historia que les fue confiada; el hecho viviente se conmemora a sí mismo.¿Por qué buscar la luz en la oscuridad?. Hablando estrictamente, las sociedades históricas no han recuperado ningún hecho del olvido, sino que ellas mismas pertenecen al hecho perdido. El investigador es más memorable que lo investigado. La multitud permaneció admirando la niebla y las tenues siluetas de los árboles dibujadas en ella, cuando uno de ellos avanzó para explorar el fenómeno, y con viva admiración todos los ojos se dirigieron a la débil figura que se retira. Es sorprendente con qué poca cooperación de las sociedades es rememorado el pasado. Su historia tuvo desde luego una musa diferente que la que le ha sido asignada. Hay un buen ejemplo de la forma en que comienza cualquier historia en la Crónica Arabe de Alwákidi. “Fui informado por Ahmed Almatin Aljorhami, quien lo fue por Rephaa Ebn Kais Alámiri, quien lo fue por Saiph Ebn Jabalah Alchatgami, quien lo fue por Thabet Ebn Alkamah, quien dijo que estuvo presente en el suceso”.Estos padres de la historia no estaban ansiosos de preservar, sino de conocer el hecho y por ello no fue olvidado. En vano se ejerce el sentido crítico para desvelar el pasado, el pasado no puede ser “presentado”, no podemos conocer lo que no somos. Pero un velo cuelga sobre pasado, presente y futuro y es el territorio del historiador descubrir no qué fue sino qué es. Donde un a batalla tuvo lugar no encontrarás nada sino los huesos de los hombres y animales, donde un batalla está teniendo lugar hay corazones latiendo. Nos sentaremos y lamentaremos e imaginaremos y no trataremos de hacer que estos esqueletos se sostengan de nuevo sobre sus piernas.¿Piensa si la naturaleza recuerda que fueron hombres o más bien que son huesos?

La historia antigua tiene un aire de antigüedad, debería ser más moderna. Es escrita como si el espectador pensara sobre la parte de atrás de la pintura en el muro o como si el autor pensara que los muertos son sus lectores y deseara detallarles sus propias experiencias Los hombres parecen ansiosos de llevar a cabo una retirada ordenada a lo largo de los siglos, sabiamente reconstruyendo las obras que quedan atrás, en la misma medida en que son barridos por las conquistas del tiempo; pero mientras ellos se demoran, ellos y sus obras son presas del arco enemigo. No tiene ni la venerabilidad de la antigüedad ni la frescura de lo moderno. Hace como si fuera el inicio de las cosas, lo que la historia natural podría con razón asumir, pero considera la Historia Universal y entonces dínos ¿cuándo el arctium y el plátano florecieron primero?.

Se ha escrito por la mayoría que los tiempos que describe son llamados con notable propiedad tiempos oscuros- son oscuros porque, como alguien observó, nosotros estamos en la oscuridad acercad de ellos. El sol brilla raramente en la historia, con polvo y confusión y cuando nos encontramos con cualquier hecho reconfortante que implica la presencia de esta luminaria, lo abstraemos y modernizamos. Como cuando leemos en la historia de los Sajones, que Edwin de Northumbria “puso estacas en los caminos en los lugares donde había visto un claro arroyo” y “escudillas de latón fueron atadas a ellos para refrescar al viajero cansado, cuyas fatigas Edwin experimentó por sí mismo”.Esto vale por las doce batallas de Arturo.

Pero es inevitable que el pasado sea oscuro, aunque la oscuridad no es tanto una cualidad del pasado como de la tradición. No es la distancia del tiempo sino la distancia de la relación lo que hace polvorientos sus memoriales. Lo que está próximo al corazón de esta generación es honesto y brillante todavía. Grecia se despliega honesta y lúcida en flujos de luz porque el sol y la luz del día están en su arte y literatura. Homero no nos deja olvidar que el Sol brilló, ni Fidias, ni el Partenón. Aún así, ninguna era ha sido completamente oscura, ni la deberíamos entregar rápidamente al historiador y congratularnos de un destello de luz. Si pudiéramos rasgar la oscuridad de estos años remotos encontraríamos en ellos luz suficiente. Solo no es nuestro día. Algunas criaturas son capaces de ver en la oscuridad. Siempre ha habido la misma cantidad de luz en el mundo .Las estrellas nuevas y las estrellas perdidas, los cometas y eclipses no afectan a al luz general, porque solo nuestras lentes los aprecian. Los ojos del fósil más antiguo permanecen, nos indican que las mismas leyes rigieron entonces y ahora. Siempre las leyes de la luz son las mismas, pero los modos y grados de visión varían. Los dioses no tiene parcialidad por era alguna, sino que serenamente brilla su luz en los cielos, mientras el ojo del testigo se convierte en piedra. Solo hubo el ojo y el sol desde el principio. El tiempo no ha añadido un rayo nuevo al segundo ni ha alterado una fibra del primero.

Henry David Thoreau

(Traducción de Guillermo Ruiz)

“Dark Ages” fue escrito en 1843, publicado en The Dial en Abril de 1843, y más tarde incorporado en el capítulo “Lunes” de “Una semana por los ríos Concord y Merrimack”,

Este es el último párrafo de Walden:

"No digo que John o Johnatan se den cuenta de todo esto, pero pertenece al carácter de tal mañana que el mero paso del tiempo nunca pueda hacerla amanecer.La luz que deslumbra nuestros ojos es oscuridad para ellos.Solo amanece el día para el que estamos despiertos.Queda más día por amanecer.El sol no es sino una estrella matutina."

Este trabajo de traducción está sujeto en cuanto a su utilización a la licencia "creative commons".Está permitido su uso para fines no comerciales, con la condición de atribución a su autor. Los términos de la licencia pueden consultarse en http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/1.0/



Cuadro "El río" de Albert Fitch Bellows

Labels: , ,

Sunday, May 04, 2008

Si los hombres deben esperar para tener libertad a ser sabios y expertos en la esclavitud, entonces verdaderamente pueden esperar para siempre.

Macaulay (Essays contributed to the Edinburgh Review (1843).Vol. I. "Milton")

Labels: ,

Suscribir con Bloglines Creative Commons License
Esta

Subscribe to
Posts [Atom]

Wikio – Top Blogs