Wednesday, December 27, 2006

EL SERVICIO
CUALIDADES DEL RECLUTAMIENTO (I)

Spes sibi quisque (Virgilio)
A cada uno su propia esperanza


El hombre valiente es el primer hijo de la creación, que ha tomado alegremente posesión de su herencia, mientras el cobarde, que es el más joven, espera pacientemente que muera.Cabalga tan separado de la gravedad terrestre como una estrella y, recurriendo de forma incensante a todos los impulsos de su alma, es constantemente conducido hacia arriba y llega a ser una estrella fija.Su valentía atañe no tanto a la acción resuelta como al saludable y asegurado descanso;su estado victorioso es una estancia doméstica y una alianza poderosa en todas las direcciones.Así su vida apunta al cielo, como un árbol contra el horizonte del ocaso, y al amanecer se encuentra en el este de alguna colina, para brillar con los primeros rayos de la aurora.El hombre valiente no desafía nada, ni conoce su valentía.El es aquel sexto campeón contra Tebas, a quien cuando las orgullosas distinciones de los restantes habían sido descritas el poeta describe como"usando un escudo de sólido bronce:
"Pero no tenía distintivo sobre su círculo,
puesto que ser justo y no parecerlo es su deseo"

No ofrece un extremo brillante para evitar el daño, porque atrae más frecuentemente el rayo, sino que es el éter ubicuo al que el rayo no destruye sino que purifica.Así el carácter profano de su compañero es como un destello que atraviesa el rostro de su cielo, que se ilumina y revela sus serenas profundidades.La tierra no puede alterar los cielos, sino que su vulgar vapor y loco humo hacen una brillante nube en el éter, y muy pronto el sol, como un sabio artesano, la cortará y pintará, convirtiéndola en una joya en el pecho del cielo.

Su grandeza no es conmensurable.No es como aquella que se pone de manifiesto cuando erigimos una estupenda obra de arte, y enviamos a buscar materiales lejos y cerca, pretendiendo poner los fundamentos más profundos y asegurar la estructura más alta que nunca, porque así resulta solo una monumentalidad sin grandeza a la que le faltan las simples y verdaderas proporciones, que son independientes del tamaño.No fue hecho por aquella generación obtusa, que pretendió alcanzar los cielos apilando ladrillo sobre ladrillo, sino por una sabia, que construyó hacia dentro y no hacia fuera, y encontró un camino más corto mediante la observancia de un arte más elevado.Cualquier artesano puede medir las pirámides con su metro, pero si le das las dimensiones del Partenon en pies y pulgadas, las medidas no lo abarcarán como una cuerda, sino que colgarán de sus estructura como elástico tejido.

Su ojo es el foco en el cual todos los rayos de cualquier procedencia se juntan; porque siendo autocontenido y centrado, la circunferencia entera le es revelada.De la misma manera que percibimos la íntegra concavidad del cielo de un vistazo, pero sólo podemos percibir una cara del guijarro a nuestros pies.Así su discreción prevalece sobre su valor."La discreción es el alma del hombre sabio", dice el poeta.

Su prudencia puede ir con seguridad mucho más lejos que la extrema agitación del cobarde;pues mientras solo observa estrictamente el virtuoso término medio, parece que recorre todos los extremos con impunidad.Como el sol, que para el carente de mundo , ahora aparece en el cénit, ahora en el horizonte y de nuevo desmayadamente reflejado por el disco lunar, y al que se asigna la descripción de un completo gran círculo, cruzando los tintes del solsticio y del equinocio, sin detrimento alguno de su firmeza o centralidad.El virtuoso término medio, en la ética como en la física,es el centro del sistema, y aquel alrededor del cual todo gira; y aunque respecto de un planeta distante y lento sea el extremo más alejado, un día, cuando el año planetario se complete, se convertirá en central.Aquellos alarmados porque la virtud pueda descentrarse y ser demasiado buena no la han asumido plenamente, sino que solamente han descrito un arco de pocos segundos alredededor suyo, y con arreglo a esa mínima y defectuosa curvatura, no pueden calcular ningún centro, sino que su medio no es mejor que la ruindad ni su centro mejor que la mediocridad.

El cobarde quiere una resolución que el valiente puede conseguir sin necesidad de ella.No tiene ninguna fe sino un credo, y piensa que este bastón le presta un servicio porque su ancla principal no está echada."El tejado de la casa lucha con la lluvia, pero el que está a cubierto no lo sabe".En su religión, la ligazón, que debería ser músculo y tendón, es como el hilo que los acompañantes de Cylon mantenían en su mano cuando salieron del templo de Minerva, mientras el otro extremo estaba atado a la estatuta de la diosa.Frecuentemente, sin embargo, el hilo se rompe al ser tensado y deja a los afectado a la intemperie.

La divinidad en el hombre es el verdadero fuego vestal del templo y que no puede abandonarlo, sino arder con la misma parsimonia y pura alma tanto en el más oscuro altar provinciano como en el templo de Numa en Roma.Enel más egoísta se encuentran todos los materiales de la humanidad, simplemente no están adecuadamente distribuidos.Decimos justamente que el débil es plano, porque como todas las cosas planas, no permance en la dirección de su fuerza, es decir, en su extremo, sino que busca una superficie en la que apoyarse.Se allana a lo largo del camino de la vida.La mayoría de las cosas son fuertes en una dirección; un bastón longitudinalmente, un listón en la dirección de su extremo, una rodilla transversamlmente a su apoyo;pero el hombre valiente es un esfera perfecta, que no puede caer sobre un lado plano, y que es igualmente fuerte en todas direcciones.El cobarde es , a lo sumo, defectuosamente esferoidal, demasiado educado o desarrollado en una parte e insuficientemente en otra, o puede ser comparado a una esfera hueca, cuya disposición de materia es óptima cuando se busca el mayor volumen.

No deberíamos intentar la esfericidad resultante de descansar sobre un lado u otro por una eternidad, sino que solo aceptando aquella ley de la gravedad que nos define encontraremos que nuestro eje coincide con el celeste, y girando de forma incesante, adquiriremos una perfecta esfericidad.La humanidad, como la tierra, gira de izquierda a derecha, y por eso es achatada en los polos.¿Pero no proporciona la filosofía indicio de un inicio de rotación también en los polos, que en un milenio habrá adquirido velocidad creciente y ayudará a restaurar el equilibrio?.

Y cuando, distante, cada estrella en la nebulosa y en la via láctea haya brillado con placentera radiación por un período, ejerciendo su plena influencia como la estrella polar, las exigencias de la ciencia se verán satisfechas hasta cierto puento.

Lo grande y majestuoso tiene siempre algo de la curvatura esférica.Este es el secreto de la majestuosa trompa retráctil del elefante y de toda belleza en la acción y en el arte.Siempre la línea de la belleza es una curva.Cuando explendorosa una esfera gigantesca rueda por las calles, con el esfuerzo de cien hombres, me parece descubrir que cada esfuerzo imita su trazo y se acompasa a él, para que sea posible desplegar su diámetro.

Pero se mueve hacia delante y conquista a la multitud con su majestad.Qué vergüenza entonces que nuestra vidas, que podrían ser en la misma forma la fuente de un movimiento planetario y sancionar el orden de las esferas celestes, deban estar llenas de cortes y ángulos, pero no desplegarse ni moverse con majestad.

Los romanos "dieron a la Fortuna el nombre de Fortaleza", porque la fortaleza es aquella alquimia que transforma todas las cosas en buena fortuna.El hombre con fortaleza, a quien los latinos llamaron "fortis", no es otro que la persona afortunada a quien la fuerza (fors) favorece, o el "vir summae fortis".Si queremos, cada palabra puede "llevar al César y a la fortuna del César".Porque un escudo impenetrable está dentro de tí.No fue un artista sino un artesano quien primero hizo los escudos de cobre.Como armadura a prueba, mea virtute me involvo, me envuelvo en mi propia virtud:

"Derríbame y me sentaré
sobre mis despojos, sonriendo todavía"

Si permites que un solo rayo de luz atraviese una abertura, se propagará sin límite hasta iluminar el mundo, pero la sombra que nunca fue en principio tan profunda, igual de rápidamente se reduce y desvanece.La sombra de la Luna, cuando esta pasa muy cercana al sol, se pierde en el espacio antes de que pueda alcanzar a la tierra y eclipsarla.Siempre el sistema brilla con luz ininterrumpida, porque como el sol es mayor que cualquier planeta, niguna sombra puede llegar lejos.Debemos mostrarnos siempre en la luz del sistema y evitar siempre la sombra.La sombra del hombre nunca es tan larga como su cuerpo, si los rayos forman un angulo recto con la superficie que los proyecta.Permitamos que nuestras vidas pasen bajo el ecuador, con el sol en el meridiano.

No hay enfermedad que no pueda disiparse, como la oscuridad, si proyectas una luz más fuerte sobre ella.Derrota el mal con el bien.

No practiques la estrecha economía de aquellos cuya valentía no despliega más luz que un candil lejano, delante del cual la mayoría de los objetos proyectan una sombra más grande que ellos mismos.

La naturaleza rehúsa simpatizar con nuestro padecimiento, no ha sido dieñada para ello, sino por un millar de dispositivos contra el mismo.Ha desarrollado las pestañas para que la lágrimas no inunden las mejillas.

Fue un idea de Plutarco. para explicar la preferencia dada a los signos observados en la mano izquierda, que los hombres podían haber pensado "que las cosas terrestres y mortales se encontraban directamente dispuestas en sentido inverso a las cosas celestiales y divinas, y conjeturar que las cosas que para nosotros están a nuestra izquierda, los dioses las envían desde su derecha".
Si no somos ciegos, veremos como la mano derecha lo abarca todo, tanto lo afortunado como lo desafortunado, y que el principio ordenador es solamente diestro, y distribuye con su palma todos nuestros destinos.

¿Quién sugirió por primera vez que la necesidad era despreciable e hizo fatal al destino?.

El más fuerte es siempre el menos violento.La necesidad es el cojin orental en el que descanso.Mi ojo se deleita en su anticipo como en la neblina veraniega.No pido otra cosa que ser abandonado a solas con ella.Es la flor del tiempo y el giro de la eternidad.Ser necesario es estar lleno de necesidad, y la necesidad es solo otro nombre para la inevitabilidad del bien.Cómo doy la bienvenida a mi despreciado compañero y camino codo con codo con él.Permítaseme ser tan Necesidad como él.Le amo, es muy flexible y se adapta a mí como el aire a mi cuerpo.Salto y bailo en su niebla y juego con su barba hasta que sonríe.Te doy las gracias mi hermano mayor, quien con tu toque ennobleces todas las cosas.Entonces es festivo cuando nada se interpone entre tú y yo.Debe ser así, entonces es bueno.Las estrellas son para mí tus intérpretes.

Sobre Grecia preside la divina necesidad, siempre un cielo más maduro, cuya luz ilumina la Acrópolis y un millar de cristales y espejos.

Henry David Thoreau
escribió "The Service" en 1840 y lo remitió a "The Dial" para su publicación.Fue rechazado por Margaret Fuller y no fue publicado en vida de Thoreau.Esta traducción sigue la versión inglesa publicada por The Library of America (Thoreau Collected Essays and Poems)
(Traducción de Guillermo Ruiz)

Este trabajo de traducción está sujeto en cuanto a su utilización a la licencia "creative commons".Está permitido su uso para fines no comerciales, con la condición de atribución a su autor.Los términos de la licencia pueden consultarse en http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/1.0/

Labels: , ,

Wednesday, December 20, 2006






Herbert Gleason (Primera nieve)
Diario 27 de Diciembre de 1858


¡ La cháchara del destino! ¡Qué poco podemos saber de lo que está destinado a cualquier otro!.
Dudo que alguien pueda dar o recibir algún consejo pertinenteEn todas las crisis importantes uno sólo puede consultar su daimon.Aunque fuera el más indolente y loco de los mortales, si uno reconoce que tiene algún daimon que consultar, nadie podrá presumir de interponerse entre él y su daimon.Mostrarme una hombre que consulte su daimon y me mostraréis un hombre que no puede ser aconsejado.Tu puedes conocer lo que una cosa te cuesta o lo que vale para tí, pero nunca puedes conocer lo que cuesta o vale para mí.Toda la comunidad puede gritar porque ha nacido un hombre que no actuará como ella actúa, quien no se conformará porque la conformidad es la muerte para él-esta es su constitución.Ellos no saben nada de su caso;son locos cuando pretenden aconsejarlo.El hombre con daimon sabe lo que persigue, ningún otro lo sabe por él.Y solo él sabe cuando algo se interpone entre él y su objeto.Con el transcurso de las generaciones, sin embargo, los hombres te disculparán por no seguirles, si consigues lo bastante para persistir en tu propio camino.


Henry David Thoreau


(Traducción Guillermo Ruiz)




griego: δαίμων daimon 'espíritu, genio'

Labels: , ,

Saturday, December 16, 2006




He caído cerca de la órbita de otros espíritus I have rolled near some other spirits path
y con ansiedad agradecida he sentido
su más pura influencia sobre mi opaca masa
Pero siempre he sido condenado a aprender
que apenas he cambiado su tiempo sideral.



¡Aléjate!, ¡aléjate!, ¡aléjate!, ¡aléjate! Away!, away!, away!, away!
No has guardado bien tu secreto,
Continuaré aquel otro día,
aquellas otras tierras a las que te referías.


¿No ha dejado el tiempo placer para estos,
los actos que tú representas?
¿No es la eternidad alquilada
para mejores obras que el verso?


Es dulce oir acerca de los héroes muertos,
para saberlos todavía vivos,
pero es más dulce si ganamos su pan,
y en nosotros sobreviven.


Nuestra vida debe alimentar los arroyos de la fama
con una ola peremne,
como el océano alimenta las fuentes sonoras
que encuentran en él su tumba.


Cielos gotear gentilmente alrededor de mi pecho,
y sea mi cota azul,
Tierra recibe mi lanza en reposo,
tú, mi fiel corcel;


Estrellas vosotras sois mis puntas de lanza en el cielo,
mis cabezas de flecha.
Veo los decididos enemigos huir,
mis brillantes lanzas son fijas.


Darme un ángel por enemigo,
fijar ahora el tiempo y el lugar,
e iré derecho a su encuentro
sobre la estrellada rima.


Y con el sonido de nuestros escudos chocando
las esferas celestes resonarán,
mientras las brillantes luces del norte penden
más allá de nuestra ordalía.


Si ella pierde su campeón verdadero,
decir al Cielo que no desespere,
porque yo seré su nuevo campeón
y repararé su fama.


Henry David Thoreau


(Traducción Guillermo Ruiz)

cuadro: Lawrence tree por G. O'keefe

http://www.ellensplace.net/okeeffe4.html

Labels: , , ,

Sunday, December 10, 2006







IRIS Y VISTA DESDE MI ESTUDIO POR GEORGIA O'KEEFE



TODAS LAS COSAS SE ENCUENTRAN, ALL THINGS ARE CURRENT FOUND

SOBRE TERRENO ACCIDENTADO.
LAS RESPUESTAS Y EL MEDIO
TIENEN SU DESCENDENCIA.

NOCHE Y DIA-AÑO TRAS AÑO,
ALTO Y BAJO, LEJOS Y CERCA,
SON NUESTROS PROPIOS COMPROMISOS
SON NUESTROS PROPIOS REPROCHES


LA OFRENDA, THE OFFER


OS HAGO UNA PROPUESTA,
DIOSES OIR LA BROMA,
EL ESQUEMA NO OS DAÑARA,
SI ENCONTRAIS BONDAD YO ENCONTRARE VIRTUD.
AUNQUE SOY VUESTRA CRIATURA,
E HIJO DE VUESTRA NATURALEZA,
TODAVIA TENGO ORGULLO NO DOMADO
Y SANGRE PROPIA,
ALGUNA LIBRE INDEPENDENCIA,
Y MI PROPIA DESCENDENCIA,
SI VOSOTROS COMERCIAIS LLANAMENTE,
YO LUCHARE PRINCIPALMENTE,
SI DESCUBRIS
GRANDES PLANES A VUESTRO AMANTE,
Y LE DAIS UNA ESFERA
ALGO MAS GRANDE QUE ESTA.

HENRY DAVID THOREAU


(TRADUCCION GUILLERMO RUIZ)

Labels: , , ,

Wednesday, December 06, 2006



¿Dónde estás, hermano? ¿Brother where dost thou dwell?

¿Qué sol brilla ahora para tí?

¿Dijiste, de verdad, adios,

como nosotros deseamos aquí?

Fue invierno a este lado.

¿No son los destinos más amables

que su apariencia?

¿Está tu frente clara de nuevo

como en tu juventud?

¿Fue aquel dolor terrible

la cima de tus pesares?

Aún así fuíste todavía jovial

no pudieron sofocar tu fuego,

abrazaste su voluntad,

y te retiraste.

¿Dónde miraré más

para sentir cercana tu presencia?

¿A lo largo del arroyo próximo

puedo todavía oir tu voz?

¿Todavía visitas la orilla

de aquella crecida del río?

¿Puedo siempre pensar

que estás a mi lado?

¿Qué pájaro emplearás

para traerme tu mensaje?

Porque les dará alegría,

les daré libertad,

para servir a su primer dueño,

con el ala y con su canto.

Una balada más sádica se ha mezclado en su canto,

han construido sus nidos más despacio,

desde que te fuiste

su trabajo vivaz descansa.

¿Dónde están el finch y el thrush

que escuchaba?

Bien podrían abrazar el año

que muere.

Ahora no regresan más

no les oigo;

se han quedado para el duelo

o bien para olvidar

(Henry David Thoreau, Traducción de Guillermo Ruiz)

http://www.birding.com/6304wt.asp

Saturday, December 02, 2006



(Robert Alman y tres poetas españoles)

Casa de Misericordia

El padre fusilado.

O como dice el juez, ejecutado.

La madre ahora, la miseria, el hambre,

la instancia que le escribe alguien a máquina:

saludo al Vencedor, Segundo Año Triunfal.

Solicito a Vuecencia poder dejar mis hijos

en esta Casa de Misericrodia.

El frío del mañana está en la instancia.
Hospicios y orfanatos fueron duros,

pero más dura era la intemperie.
La verdadera caridad da miedo.
Como la poesía: un buen poema,

por más bello que sea será cruel.

No hay nada más.La poesía es hoy

la última casa de misericordia.

(Joan Margarit)

SANTO OFICIO

Alrededor de las persecuciones hay siempre un subrepticio vendedor de jaculatorias.Se le conoce por la cera litúrgica que destilan sus ojos, también por una herida sin cicatrizar que ostenta en el sañudo cielo de la boca.No te acerques a él, tú que acaso confundas la dirección correcta de la huida, no te dejes tentar por esa detestable incitación a la virtud.Quien persigue al liberto ¿no es siempre el más esclavo?.El vendedor imparte su enseñanza con taimado escrutinio, muda de piel como el reptil en la pedriza , sólo intenta salvar al que ya se ha rendido.Su sombra engulle consagradamente la sombra cautelar del acosado.Por lo común se hace llamar el Emulo-mayor-del-único-camino.

(José Manuel Caballero Bonald)

DON JUAN SIN TIERRA

(...)

Todo está en ruinas, y los precios crecen

pues son más pobres los que ya lo eran

en estos tiempos de capitalistas

que tienen el prurito, y lo alardean,

de ser inmejorables, si pragmáticos

y trascendentalistas.

Algo está en ruinas en un mundo en ruinas

y entiendes que la industria va a su guerra

y tú a la tuya, claro, en esta vida

de rima fácil, porque es algo perra.

Ah de la dicha, pero quién responde

si en ella nadie cree, y además

si la buscas te pierdes, pero dónde.

Tal vez la encuentres en El Vaticano,

si no en Escandinavia

o en Gibraltar, Andorra o San Marino,

o en un rincón feliz, o sea en Babia.

Campos de soledad, hipotecados

por tanques de pensar tan contundentes

que cultivan bancales asfaltados.

Este mundo se cierra,

pero un don juan anómimo se afirma

testigo de los días por el surco

de la memoria que a su luz se aferra.

Y en la aceleración hay tantas vidas

a averiguar por el retrovisor

que ignoran lo que fueron o la incógnita

de lo que está por ver.

Penúltimas miradas de una guerra

de donjuanes trístisimos,

sin tierra.

(Luis Izquierdo)





















DESPEDIDA (FAREWELL)

Tanto si nos hemos separado
como si estamos más cercanos
igualmente la forma exterior
ya no vuelve más.
Ni perdido por la distancia
ni por reproche me atas
más fuerte ahora
que una vecindad forzada.
Donde tu amor me sigue
hay sociedad bastante.
Tu imborrable ojo suave
es mi cielo.
Por tierra o mar
deambulo de un lado a otro,
tan a menudo como pienso en tí
los cielos están más próximos.
La visión pura de tu ojo
limpia el sol del verano
y tu aliento tan raro
purifica el aire invernal.
Mis pies estarían cansados
si no hubieran partido de tu lado.
Descubro por tu rostro
que somos de una misma raza.
Fluyó en una vena nuestra sangre
antes que el mar encontrara su corriente.
La lombriz puede ser dividida
y cada parte ser un todo,
pero la criatura humana, más noble,
no puede separar una distancia.

Henry David Thoreau

(Traducción Guillermo Ruiz)
Suscribir con Bloglines Creative Commons License
Esta

Subscribe to
Posts [Atom]

Wikio – Top Blogs